UN VECINO DE SANT JOAN DESPÍ EN CUARTO MILENIO

Tuesday 27 July 2059 7881 Shares

UN VECINO DE SANT JOAN DESPÍ EN CUARTO MILENIO

Todo se remonta al pasado 25 de Octubre, cuando Alfonso, un vecino de la población barcelonesa de Sant Joan Despí fue filmado por un grupo de jóvenes que no daban crédito a lo que estaba sucediendo ante sus ojos. "No podíamos creer lo que estaba ocurriendo ante nuestros ojos, y con el movil en mano nos pusimos a grabar", argumenta el joven Nacho, uno de los jóvenes que realizó la grabación aún sorprendido por lo que presenció junto a sus amigos.

El relato de los jóvenes y la grabación rebelan que aquel jueves, en torno a las 22:30 horas Alfonso, vecino de Sant Joan Despí, llegó a la población conduciendo su coche, un SEAT IBIZA que compró de segunda mano del año 2004, y recién acabado de pagar a la financiera tras 10 años de letra.

Alfonso, como decimos en esta noticia, llega conduciendo su coche hasta la calle donde tiene su domicilio, en el que reside de alquiler junto a su esposa Matilde, en paro, y que pacientemente lo espera para cenar juntos tras un largo dia sin verse, debido a los largos horarios de los trabajos ocasionales que le facilita esporádicamente a Alfonso su E.T.T de confianza.

Según nos manifiesta el joven Nacho, y aunque parezca increible, vieron el coche de Alfonso venir de lejos, sin tener que evitar ningún ciclista por los concurridos carriles bici de la población, tampoco lo vieron esquivar a las grandes masas de gente que circulan por las aceras, y que amenudo por la aglomeración invaden los fluidos carriles de circulación regulados por semáforos para los vehículos a motor. Tal hecho ha llevado al Consistorio a tener que tomar las drásticas medidas de cerrar calles al tráfico rodado, cambiar sentido de las calles, ensanchar las aceras, y habilitar zonas azules para potenciar el uso del transporte público. "Hay tantas bicicletas y tanta gente por nuestras calles y aceras, que en breve vamos a poner un peaje a la entrada del municipio para que los coches se queden fuera del pueblo, y a los mas antiguos les prohibiremos circular", nos argumenta un portavoz del Ayuntamiento.

Alfonso, tras acceder a su calle con el vehículo, vió un hueco dónde se podía apreciar que era claramente un espacio de estacionamiento en la vía pública libre de pago y sin restricción alguna por señalización: "Entonces lo ví claro, era mi dia de la fortuna", nos dice Alfonso, aún con lágrimas en sus ojos y una voz entrecortada."Solo recuerdo que tras aparcar, me quedé en silencio, en shock, sin poder mediar palabra. Y así me mantuve durante un buen rato hasta que salí del coche, entonces me dí cuenta de lo que realmente había sucedido. Las masas de gente me aplaudían, los ciclistas incrédulos se bajaban de sus bicicletas, y Matilde desde el balcón gritaba como una loca mientras arrancaba las flores de los geranios para lanzármelos después de besarlos, fue una experiencia paranormal".

Tal es así, y tal trascendencia ha tenido el asunto, que Iker Jiménez lo ha invitado a su programa Cuarto Milenio, ya que las grabaciones aportadas por los testigos al programa, tras ser analizadas por un equipo especializado de expertos, aún no es posible explicar como pudo Alfonso viviendo en Sant Joan Despí, ir conduciendo directo a su casa, encontrar aparcamiento sin tener que pagar ni dar ni tan siquiera 4 o 5 vueltas, o perder 20 minutos para acabar aparcando a otros 10 minutos a pie."Es uno de los casos mas extraños que he visto en todos los años de profesión", declara Iker Jiménez.
Sin duda después de esta experiéncia, Alfonso jamás volverá a ser él mismo.

loading Biewty
loading Biewty 3